F/Cats


Y aquí tenemos a la más vieja y al más joven... pero los dos gordos, los que más.  Con la gata (la gris y blanca) me echo unas siestas de pijama y orinal, así, acurrucaditas también, y a menudo tenemos las mismas posturas y la misma cara cuando nos despertamos.  Con mi gordo me despatarro por el suelo y jugamos con las pinzas que me roba del tendedero, echamos carreras por el salón, normalmente él delante y yo detrás con la zapatilla... y me da cabezazos cuando quiere que le rasque... o maulla desconsoladamente cuando no le dejo entrar en la habitación, normalmente a las seis de la mañana...  La gorda sólo avisa cuando no hay comida o quiere que le limpiemos la caja.  

1 comentario:

-pumpkin- dijo...

Jajaja, no carrera, persecución!!! Que angelitos cuando duermen...
Unos nenes preciosos, Doña ;D